Enciclopedia:

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Tratamiento de las hemorroides: Autocuidado

Siga los consejos de su médico sobre cómo cuidarse las hemorroides en su casa. Algunos tratamientos alivian los síntomas de inmediato, mientras que otros requieren que usted modifique su dieta y hábitos de ejercicio. Estos cambios pueden aliviar el estreñimiento e impedir que le vuelvan los síntomas de hemorroides.Mujer relajándose en la tina.

 Cómo aliviar los síntomas

Su médico podría recetarle medicamentos antiinflamatorios para aliviarle los síntomas.   Los siguientes consejos también le ayudarán a reducir el dolor y la hinchazón.

  • Tome baños de asiento. Tomar un baño de asiento significa sentarse en una tina que contiene unas cuantas pulgadas de agua tibia. Remojar la zona durante 15–20 minutos dos veces al día puede significar un gran alivio para las hemorroides adoloridas y mantener limpia la zona.

  • Adopte buenos hábitos intestinales. Vaya al baño cuando su cuerpo lo necesita; no ignore las ganas de ir, ya que posponer la evacuación puede provocar estreñimiento, heces duras y esfuerzos excesivos. Además, evite leer mientras esté en el inodoro. Siéntese sólo por el tiempo necesario, y límpiese delicadamente con papel higiénico suave y sin olor o con toallitas húmedas para bebés.

  • Use compresas de hielo. Aplicarse una compresa de hielo en una hemorroide externa trombosada puede aliviar el dolor en el acto y reducir el coágulo de sangre. Aplíquese el hielo por 15–20 minutos a la vez; para evitar dañarse la piel, colóquese un paño entre el hielo y la zona de aplicación.

  • Tome otras medidas. Aunque los laxantes y enemas pueden aliviar el estreñimiento, úselos sólo si el médico se los recomienda. Para calmar los síntomas, pruebe a aplicarse algodones empapados en solución de hamamelis, que conseguirá en la mayoría de las farmacias. Las pomadas para hemorroides (de venta sin receta) y la vaselina también pueden aliviar las molestias.

Agregue fibra a su dieta

Agregar fibra a su dieta puede aliviar el estreñimiento porque ablanda las heces y facilita su expulsión. Para aumentar su consumo de fibra, su médico podría recomendarle un agente formador de volumen como el psyllium, un suplemento rico en fibra que puede comprarse en la mayoría de las tiendas de abarrotes y farmacias. También se beneficiará comiendo más alimentos con mucha fibra. Existen dos tipos de fibra:

  • La fibra insoluble, que es el ingrediente principal de los agentes formadores de volumen. También está presente en el salvado de trigo, el pan de grano integral, las frutas frescas y las verduras.

  • La fibra soluble, que está presente en ciertos alimentos como el salvado de avena. Aunque la fibra soluble es beneficiosa, quizás no alivie el estreñimiento en la misma medida que los alimentos que contienen fibra insoluble.

Beba más agua

Junto con una dieta rica en fibra, beber más agua puede aliviar el estreñimiento; la fibra insoluble absorbe agua, lo cual ablanda las heces y las hace más voluminosas. Asegúrese de tomar abundante agua a lo largo del día. Los jugos de ciertas frutas como la ciruela o la manzana también pueden prevenir el estreñimiento.

Haga más ejercicio

Además de ser fantástico para su salud, el ejercicio regular ayuda a digerir y a prevenir el estreñimiento. Hable con su médico para iniciar un programa de ejercicios. Las actividades de bajo impacto, como la natación o las caminatas, son buenos puntos de partida. Tómeselo con calma al principio, y no olvide beber abundante agua mientras hace actividades físicas.

 

Alimentos ricos en fibra

Los alimentos ricos en fibra ofrecen muchos beneficios. Ya que ablandan las heces, pueden ayudar a curar y prevenir las hemorroides hinchadas; además, también podrían reducir el riesgo de cáncer del colon y el recto. Lo mejor de todo es que generalmente tienen pocas calorías y muy buen sabor. Algunos ejemplos de alimentos ricos en fibra son:

  • Granos enteros como el salvado de trigo y de maíz, y el arroz integral.

  • Verduras, en especial las zanahorias, el brócoli, el repollo y las arvejas o chícharos.

  • Frutas como manzanas, plátanos, uvas pasas, duraznos y peras.

  • Nueces y legumbres, en especial el cacahuete o maní, las lentejas y los frijoles rojos largos.

Maneras sencillas de agregar fibra

Los siguientes consejos sencillos le servirán para agregar más alimentos ricos en fibra a las comidas.

  • Comience el día con un desayuno rico en fibra. Coma cereal de salvado de trigo junto con un plátano rebanado, o una tostada de trigo integral con mantequilla de cacahuete.

  • Coma palitos de zanahorias como bocadillos: son fáciles de preparar, muy sabrosos y bajos en calorías.

  • Use pan de grano integral en vez de pan blanco en los emparedados.

  • Coma frutas cuando se le antoje una golosina. Pruebe a comerse una manzana y varias uvas pasas en vez de una chocolatina.

Revisor médico: Bowers, Nancy, RN, BSN, MPH
Revisor médico: newMentor board-certified, academically affiliated clinician
Última revisión: 3/7/2013
© 2000-2014 Krames StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.